Saltar al contenido

Por qué usar leggins sin costuras

Una chica corriendo con leggins sin costuras por el bosque

Los patrones ofrecen posibilidades ilimitadas a la hora de realizar la prenda y hoy en día las marcas innovan buscando la máxima comodidad de sus clientes: es el caso de los leggins sin costuras.

Las ventajas que ofrecen los leggins deportivos hacen que sea la prenda preferida por muchos deportistas, se adaptan al cuerpo perfectamente, son muy elásticos y ofrecen la resistencia al aire.

Para que el leggins siente bien no tiene ni que apretar ni tiene que quedar bolsas. Si son para mujer la recomendación es comprar leggins de tiro alto que aparte de seguridad, se ajustan perfectamente a la cintura.

¿Cuál es la diferencia de los leggins sin costuras con los leggins normales?

Los leggins sin costuras no irritan la piel

En los leggins sin costuras se busca reducir los cosidos al mínimo posible, pues al ser una prenda que está en contacto con la piel, durante el ejercicio prolongado se pueden llegar a notar molestias si se notan las costuras.

No todos los leggins que tienen costuras son molestos, ni mucho menos, pero sí que hay personas más sensibles que les acaba irritando si los usan en entrenamientos intensos.

Hay factores que entran en juego: la sensibilidad de cada uno, el tejido, la calidad, el tipo de deporte, la duración y ciertos movimientos.

Si eres de los que les acaba irritando las costuras por muy pequeñas que sean, lo mejor es comprar un leggins sin costuras y seguir disfrutando de las ventajas que tiene esta prenda: comodidad, elasticidad y transpirabilidad.